Describen dos nuevas especies de roedores tuco-tuco - NeuroMente

Año VIII
Abril 2024
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Instituciones > CONICET


Describen dos nuevas especies de roedores tuco-tuco


El estudio, realizado por especialistas del CONICET, permite conocer mejor la taxonomía de estos mamíferos endémicos de Sudamérica.



Un equipo de investigación integrado por especialistas del CONICET, junto a un colega de la Universidad Austral de Chile (UACh), describió dos nuevas especies de roedores subterráneos del género Ctenomys, conocidos popularmente como tuco-tucos. El trabajo fue publicado en Vertebrate Zoology.

“Con sesenta y seis especies vivientes, actualmente reconocidas, el género de roedores Ctenomys es uno de los grupos con mayor riqueza dentro de los mamíferos. Sin embargo, la taxonomía de este género es dinámica y en las últimas décadas se han propuesto varias especies nuevas y se han sinonimizado otras. Dentro de este género, el grupo de C. mendocinus ha sido uno de los que más cambios taxonómicos ha sufrido en los últimos años”, comenta Agustina Ojeda, investigadora adjunta del CONICET en el Instituto Argentino de Investigaciones de las Zonas Áridas (IADIZA, CONICET-UNCUYO-Gob. Mza.).

Las dos nuevas especies, denominadas Ctenomys eileenae y Ctenomys verzi, nombradas así en honor a Eileen Lacey y Diego Verzi, especialistas abocados al estudio de la sistemática, paleontología, evolución y comportamiento de roedores octodontoideos, fueron descriptas en base a análisis filogenéticos de secuencias de ADN mitocondrial y evidencias morfológicas cualitativas y cuantitativas.
Ambas son endémicas del centro-oeste de Argentina, siendo una de ellas exclusiva del sur de la provincia de Mendoza. Ctenomys eileenae se distribuye en las laderas andinas orientales de las provincias de La Rioja y San Juan, donde habita en pastizales y matorrales montanos por encima de los 3.500 m.s.n.m. Por su parte, Ctenomys verzi se encuentra en el suroeste de Mendoza, y ocupa ambientes similares entre 2.000 y 2.400 m.s.n.m.

“La descripción de estas nuevas especies no es del todo inesperada. Los recientes avances en la taxonomía de este género se han beneficiado enormemente por el uso de enfoques integrativos, junto con la colecta de nuevos especímenes en áreas no muestreadas, o poco muestreadas, y la consulta de colecciones biológicas. En suma, en los últimos diez años se han descripto nueve especies nuevas dentro de este género, así como también se han identificado especies candidatas que podrían ser descriptas en un futuro cercano”, concluye Pablo Teta, investigador independiente del CONICET en el Museo Argentino de Ciencias Naturales “Bernardino Rivadavia”  (MACNBR, CONICET) y primer autor del trabajo.

Nuestras Visitas
contador de visitas web
Regreso al contenido | Regreso al menu principal